Obama y Castro dan próximos pasos para normalizar relaciones

Obama shakes hands with Castro as they hold bilateral meeting during Summit of the Americas in Panama CityPor Catholic News Service

CIUDAD DE PANAMÁ (CNS) — Una reunión de una hora el 11 de abril entre el presidente estadounidense Barack Obama y el presidente cubano Raúl Castro marcó el primer encuentro personal desde 1958 entre los líderes de los dos países vecinos.

La sesión que se llevó a cabo durante la Cumbre de las Américas, donde Cuba participó por primera vez, fue el paso más visible para terminar medio siglo de tensas relaciones que datan de la revolución cubana.

El cardenal Pietro Parolin, secretario de estado del Vaticano, extendió el saludo del papa Francisco a los reunidos.

Su presencia en la cumbre sirvió como un recordatorio de la mano del papa animando a Obama y Castro a restablecer relaciones diplomáticas terminando décadas del embargo estadounidense contra la nación que yace a 90 millas de la punta de Key West, Florida.

En comentarios ante la prensa 11 de abril, Obama dijo que él y Castro han concluido “que podemos discrepar con un espíritu de respeto y civilidad”.

Con el tiempo, él añadió, “es posible que pasemos la página y desarrollemos una nueva relación entre nuestros dos países”.

Castro habló ampliamente en comentarios formales durante la cumbre, en parte enumerando lo que los cubanos han considerado ofensas estadounidenses contra su país, pero entonces estando de acuerdo con todo lo que Obama dijo.

Él dijo que aunque las dos naciones han “acordado discrepar” a veces, Cuba está dispuesta a abordar cualquier tema de tensión entre los dos países, incluyendo los derechos humanos y la libertad de prensa.

Obama dijo que la Guerra Fría “terminó hace mucho tiempo” y “no me interesa tener batallas que francamente comenzaron antes que yo naciera”.

Obama y Castro anunciaron simultáneamente en diciembre que las distanciadas naciones restablecerían relaciones diplomáticas.

El presidente Dwight Eisenhower impuso originalmente en 1960 un embargo comercial contra Cuba en reacción a la represión y los abusos de los derechos humanos que le siguieron a la revolución marxista que colocó a Fidel Castro en el poder el año anterior.

En el 2009 Obama se convirtió en el primer presidente que aflojó sustancialmente las restricciones, haciendo más fácil que los estadounidenses viajen a Cuba para visitas familiares y culturales y permitiendo que los ciudadanos estadounidenses envíen más dinero a sus parientes allá.

Cuba, por su parte, durante los últimos años ha comenzado a permitir empresas de propiedad privada, ahora permite que las personas posean, compren y vendan sus casas y automóviles y dejó de requerir permiso gubernamental para salir del país.

Al anunciar en diciembre las movidas hacia las relaciones normalizadas, Castro y Obama reconocieron el rol que el Vaticano había tenido en lo que resultó ser 18 meses de negociaciones secretas.

Obama dijo durante la cumbre de Panamá que tenía un informe del Departamento de Estado esperando su regreso a Washington sobre si Estados Unidos debería remover Cuba de su lista de países que patrocinan el terrorismo.

Aunque Obama puede renovar las relaciones diplomáticas, reabrir la embajada estadounidense en La Habana y remover Cuba de la lista de patrocinadores del terrorismo, solamente el Congreso puede terminar el embargo comercial que bloquea la mayoría de las transacciones financieras entre los dos países y hace ilegal que los ciudadanos estadounidenses viajen allí para negocios o turismo.

Advertisements
%d bloggers like this: