Esperanza en El Señor — La Inmaculada Concepción y la protección de la dignidad humana

Archbishop Joseph E. Kurtz

Archbishop Joseph E. Kurtz

El 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción, marcó mi 15vo. aniversario como obispo. Me gusta el haber sido ordenado en servicio a Cristo y su pueblo en esta fiesta especial de la Santísima Madre.

Algunos confunden la Inmaculada Concepción con la concepción de Jesús, la cual celebramos el 25 de marzo, la Anunciación de nuestro Señor. Santa Ana y San Joaquín (padres de María, la Madre de Jesús) han de estar gustosos de que recordemos con reverencia y alegría el primer momento en el que Dios comenzó a preparar a María para su gran llamado ¡a ser la Madre de Dios!

En efecto, cada uno de nosotros es creado con gran dignidad, hechos a imagen y semejanza de Dios — una dignidad rescatada del pecado y egoísmo por nuestro salvador Jesús.

Angels in Disguise: Protección de la Dignidad Humana para aquellos con Síndrome de Down

Mi mente ha estado llena de pensamientos con sobresaltos sobre la dignidad, tanto en el vientre y posterior a ello. Esta semana, asistiré a una obra de teatro en el Brown Theatre celebrada por Angels in Disguise, una organización que apoya a todas las personas con discapacidades especialmente aquellas con Síndrome de Down.

Esta noche realza los dones y la alegría en las vidas de personas con Síndrome de Down, historias que nuestra cultura desesperadamente necesita escuchar. No hace tanto tiempo escuché los difíciles hechos de los padres que descubren que su niño en el vientre tiene Síndrome de Down, raramente obtienen el apoyo y guía que merecen. En su lugar, les dicen todos los peligros y dificultades que puedan enfrentar más adelante y no tener la oportunidad de hablar con padres que están criando a un niño con Síndrome de Down. Por ello, nunca escuchan de ¡la alegría y el don!

El Dr. Jérôme Lejeune, quien falleció en 1994 y que como “Un Servidor de Dios”, está en camino a ser declarado santo, descubrió la composición genética del Síndrome de Down en 1959 — nombrándolo Trisomía 21. El trabajó arduamente por la causa de aquellos con esta condición genética y sufrió enormemente el rechazo de sus colegas. Su historia es contada de una manera hermosa por su hija en Life is a Blessing: A Biography of Jérôme Lejeune – Geneticist, Doctor, Father. Esta poderosa biografía representa a un hombre firmemente comprometido a su familia y fe como así mismo a su profesión. Él es la persona apropiada para este tiempo y vale la pena imitar su vida.

Protección de la Dignidad Humana para Víctimas de Tráfico Humano

Otra agresión a la dignidad humana ocurre en el flagelo (y ¡prevalencia!) del tráfico humano. Esto involucra el arrebato de niños, adolescentes y adultos de sus casas o barrios — frecuentemente en alrededores pobres, pero no siempre — forzando a estas personas a volverse esclavos para propósitos malévolos, principalmente en las áreas de tráfico de sexo y laboral.

Los últimos incluyen a aquellos forzados a trabajar en negocios, como hoteles, restaurantes, salones de uñas, así también como aquellos que son forzados a trabajar como sirvientes por contrato. Este es un ejemplo de la tendencia en nuestro tiempo de los seres humanos a ser tratados como objetos. El papa Francisco se ocupará de esta causa en su mensaje para el Día Mundial de la Paz el próximo 1º. de enero.

La realidad del tráfico humano me impactó cuando el reporte anual de Catholic Charities indicó ¡más de 20 víctimas de tráfico humano rescatadas en Louisville este año, y 160 en el estado de Kentucky! Tristemente cercano a la semana del Derby, el número de incidencias crece. Grupos tales como Louisville Metro Human Trafficking Task Force, Kentucky Rescue and Restore y Catholic Charities a quienes se unieron mujeres religiosas en nuestra comunidad trabajan en este asunto y merecen nuestro apoyo.

Dos días se acercan rápidamente el próximo año que ustedes quisieran marcar en sus calendarios para orar y estar atentos. El 11 de enero ha sido designado por el Congreso de los Estados Unidos como National Human Trafficking Awareness Day en los Estados Unidos. Y el 8 de febrero, 2015 una conferencia internacional de oración y reflexión en tráfico humano será llevada a cabo por el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes y por Paz y Justicia, y en colaboración con Unions of Superior Generals tanto femenil como varonil. El 8 de febrero es la fiesta de Santa Josephine Bakhita, la esclava sudanés que fue canonizada en el año 2000.

Al celebrar la fiesta de la Inmaculada Concepción, le pedimos a María, que fue concebida sin pecado, orar por nosotros que hemos acudido a ella. Continuamos pidiendo a nuestra Santísima Madre de que estemos atentos de la dignidad dada por nuestro Dios ahora restaurada a través de su Hijo, Jesús, que defendamos a aquellos que claman por ayuda — niños concebidos con Síndrome de Down y todos los arrebatados hacia las fauces del tráfico humano.

ARZOBISPO JOSEPH E. KURTZ

Advertisements
%d bloggers like this: