Unas 300 personas asisten al segundo Encuentro

Por Ruby Thomas, Especial para The Record

El arzobispo Joseph E. Kurtz dio su homilía durante la Misa del segundo Encuentro en la Arquidiócesis de Louisville el 27 de septiembre en la parroquia St. Pius X (Foto especial para The Record por Ruby Thomas)

El arzobispo Joseph E. Kurtz dio su homilía durante la Misa del segundo Encuentro en la Arquidiócesis de Louisville el 27 de septiembre en la parroquia St. Pius X (Foto especial para The Record por Ruby Thomas)

El Segundo Encuentro Hispano anual reunió cerca de 300 hispanos católicos desde la edad preescolar hasta adultos mayores. Ellos pasaron el día 27 de septiembre en la parroquia St. Pius X rindiendo culto y tomando parte en talleres de formación en la fe, todo con el propósito de fortalecer la evangelización en la familia.

La palabra encuentro en español es “reunión” o un “encuentro”. El tema “Continuando la Jornada a Ser una Familia Evangelizadora” fue el centro de los discursos que tuvieron la oportunidad de escuchar aquellos que asistieron.

El arzobispo Joseph E. Kurtz celebró la Misa y durante su homilía le dijo a los reunidos ahí que el estar ahí en ese día no era una coincidencia.

“Dios los ha escogido a ustedes y a mi a estar aquí hoy”, dijo el Arzobispo. “Hay muchas familias latinas, pero Dios los escogió a ustedes y a mi porque Él tiene una responsabilidad especial que desea que logremos”.

El Arzobispo continuó diciendo a los fieles que Dios quiere utilizar su ejemplo y testimonio para enseñar a otros y guiarlos hacia Cristo. Les aseguró que no tienen que hacer nada especial para lograrlo.

“Dios quiere que seamos nosotros mismos”, les recordó. El Arzobispo también elogió a los hispanos católicos por sus fuertes lazos familiares diciendo “Aprendemos lo que significa tener familias fuertes de la comunidad latina” les indicó. “Ustedes no son familias perfectas, pero familias fuertes que son fieles el uno al otro, familias que enseñan la fe y la habilidad de celebrar los dones de Dios el uno con el otro”.

La Sra. Felipa Valenzuela, miembro de la parroquia Annunciation en Shelbyville, Ky., quien asistió al Encuentro junto con sus hijos mayores y nietos, dijo que los fuertes lazos familiares significan todo para ella.

Ella recuerda esos valores espirituales enseñados a ella por su padre y de como le han ayudado en su vida. Ella dice que esos son los mismos valores que ella inculcó en sus hijos y está muy satisfecha con los resultados.

“Eventos como este Encuentro son muy importantes para las familias” comentó la Sra. Felipa. “El hogar es la primera escuela, así que es muy importante para los padres que inculquen valores espirituales en sus hijos. Si dentro del hogar los padres no siguen a Dios entonces no hay guía espiritual y todo se desquebraja”.

Durante su discurso principal titulado “La Iglesia Doméstica: Centro de Evangelización”, el padre Rafael Capó, sacerdote Escolapio, quien es el director del Instituto Pastoral del Sureste (SEPI), le recordó a la audiencia que a través de la historia de la Iglesia, las familias siempre han sido importantes con la misión de la evangelización.

El padre Rafael habló sobre San Juan XXIII, el papa Pablo VI, San Juan Pablo II, el papa Benedicto XVI y el papa Francisco y resaltó que cada uno demostró amor por las familias y llamaron a las familias a ser evangelizadoras. Además recordó la declaración de San Juan XXIII hace algunas décadas de que la Iglesia universal comienza en la Iglesia doméstica … la que tienen en sus hogares.

El padre Rafael le dijo a la audiencia que él cree que estamos viviendo una era dorada para la Iglesia y las familias católicas.

“Estoy convencido de que cuando volteemos hacia atrás en la historia y hablen de este tiempo, será referido como la era de oro, porque nos han sido dado algunos dones poderosos a través de la gracia de Dios” indicó el padre Rafael.

Este tiempo en la historia es particularmente importante para las familias católicas al renovarse la Iglesia en su llamado a las familias a ser evangelizadoras, añadió el sacerdote. Y así como el arzobispo Kurtz lo hizo anteriormente, el padre Rafael les recordó a los participantes que no se ocupa un gran gesto. Todo lo que tienen que hacer es tomar acción, comentó.

Además compartió un consejo de San Juan Pablo II quien escribió en la exhortación apostólica Familiaris Consortio – “¡Familia, sé lo que eres!”. El padre Rafael advirtió que es fácil ser espectadores observando desde afuera al desarrollarse esta era de la Iglesia. Exhortó a las personas a tomar acción.

“Ustedes y sus familias no son espectadores. Ustedes están llamados a ser protagonistas” les aseguró. “La misión de la Iglesia es evangelizar y cada familia está llamada a compartir en esa misión. Su familia es una Iglesia doméstica, un templo pequeño en el hogar en donde cada miembro está llamado a caminar en unidad y a participar”.

El evento fue organizado por la Oficina del Ministerio Multicultural de la Arquidiócesis de Louisville – una entre las 100 agencias y programas patrocinados por Catholic Services Appeal – en donde además se destacaron talleres para niños, adolescentes y jóvenes adultos.

El padre Escolapio Nelson Henao, director del Seminario de los Padres Escolapios en Miami, Fl, fue el ponente para el taller de adultos. El grupo de Misioneros del SEPI y el Sr. Art Turner, director de la Oficina de Formación de la Arquidiócesis de Louisville, llevaron a cabo talleres para jóvenes adultos y adolescentes. La Sra. Elvira Conley, catequista de la Diócesis de Lexington y la Sra. Nancy Miranda, catequista de la Arquidiócesis de Indianápolis se encontraban entre las personas que dieron talleres para niños.

Entre otras noticias concernientes a la comunidad hispana de la Arquidiócesis de Louisville, el arzobispo Kurtz anunció que el padre Joe Rankin, pastor de la parroquia St. Rita ha sido nombrado el primer vicario de la Arquidiócesis para ministerio hispano.

“El vicario para ministerio hispano extenderá mi presencia al reunirse y apoyar a los sacerdotes y parroquias involucradas con ministerio hispano”, dijo el Arzobispo en un comunicado de prensa el 26 de septiembre. El añadió que el nombramiento “refleja el crecimiento de la población hispana en nuestra Arquidiócesis y la importancia de las parroquias como los principales lugares de alcance y ministerio”.

Los esfuerzos del padre Rankin, indicó el Arzobispo “complementarán el buen trabajo que está haciendo la Oficina del Ministerio Multicultural”.

Advertisements
%d bloggers like this: